Corrupción, privatización y colonialismo

Los maestros puertorriqueños protestan contra la privatización. Foto: Federación de Maestros de Puerto Rico

El neoliberalismo ha impuesto las privatizaciones de servicios esenciales alrededor del mundo y Puerto Rico no es la excepción. Es más, al ser una colonia dependiente del líder neoliberal, Estado Unidos, Puerto Rico ha servido una vez más de conejillo de indias donde se practican las más crueles medidas neoliberales sin importar el daño que le hacen al pueblo y al mismísimo futuro del país. 

Son muy pocas las agencias aquí que no se han impactado por esta política, ya sea porque se ha vendido a un ente, generalmente extranjero, o se les imponga la subcontratación de empresas con ánimo de lucro. 

Pero con los contratos privados, llega la corrupción, y esta semana, la noticia prevaleciente ha sido la gran corrupción, esta vez de alcaldes y contratistas que están siendo investigados por el FBI. Porque nuestro estado como colonia nos priva de ejercer una verdadera justicia en este campo y esta agencia del gobierno federal estadounidense, a quien no le importa la transparencia de las transacciones en PR, se adjudica este poder solo cuando son los intereses de Estados Unidos que están comprometidos. 

Regalos de lujo, sobornos o coimas, y presiones de todo tipo acompañaron la contratación de una compañía de basura y otra de asfalto, por lo cual se señaló al alcalde de la próspera ciudad de Cataño, quien acaba de renunciar y colaborar con el FBI.  

Aunque esto desencadene una serie de arrestos y renuncias, la corrupción continuará hasta que el pueblo salga masivamente a las calles para derrumbar este sistema colonial. Y esperamos que sea más pronto que tarde.

¡Viva Puerto Rico Libre!

Desde Puerto Rico, para Radio Clarín de Colombia, les habló Berta Joubert-Ceci.