¡Stonewall todavía significa lucha!

Problemas de vidas trans: Una historia de dos sistemas

Foto: Bill Hackwell

El 24 de Mayo, el Washington Blade reportó en el internet acerca del último asalto de la administración de Trump contra los derechos trans. Un día antes del largo fin de semana festivo, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) propuso una medida que quitaría a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA siglas en inglés) las protecciones para la gente trans y las mujeres.

Hasta ahora, el ACA, también conocida como Obamacare, ofrece  protección a la gente trans y a las mujeres contra actos discriminatorios por los que ofrecen los servicios de salud. Este cambio de regulación anunciada por el HHS eliminará estas protecciones.

En un esfuerzo patético para minimizar el carácter indignante de esta nueva medida, el HHS nota que continuará reforzando la no discriminación basada en “raza, color, origen nacional, discapacidad, edad y sexo”. Aunque la declaración no explica cómo, HHS afirma que el cambio en la medida le ahorrará a los contribuyentes $3.6 mil millones en los próximos cinco años.

Un cambio reciente en la regla de “conciencia” por la administración de Trump ya protege a los proveedores de salud  extremistas que se rehúsan a trabajar con casos de reasignación sexual o abortos. Y, en un nuevo ataque a los derechos trans, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, ha propuesto eliminar una regla que anteriormente protegía a personas transgénero sin hogar de la discriminación en refugios para personas sin hogar financiados por el gobierno.

El artículo del Washington Blade nota que un caso en que se espera que la Corte Suprema se pronuncie pronto “puede reafirmar décadas de casos legales defendiendo los derechos de la gente trans o descartarlos con un solo fallo”.

Por supuesto, el pueblo trans no sólo está bajo ataque por la administración de Trump.  No pasa ni una semana sin que aparezca la noticia de que otra persona trans, a menudo una mujer trans de color, sea asesinada.  El mismo día del anuncio de HHS, una reunión de 200 activistas trans y sus simpatizantes en el Washington Square Park de Nueva York, exigió el fin de los asesinatos de mujeres negras transgénero. Su protesta se centró en los asesinatos de tres mujeres trans negras que ocurrieron en el espacio de una semana hace menos de un mes. Claire Legato murió por heridas de disparo en Cleveland, Muhlaysia Booken fue asesinada en Dallas y a Michelle Washington la asesinaron en Filadelfia.

Un reporte de Reuters acerca de la protesta en Nueva York notó que “al menos 26 mujeres transgénero fueron reportadas asesinadas en 2018 y 29 en 2017” en los EUA. Pero la realidad es que muchos ataques contra mujeres trans, especialmente contra mujeres trans negras,  nunca son reportados o son mis-caracterizados por la policía.

Diferente historia en Cuba

Qué contraste tan escandaloso con las condiciones de vida de las personas trans en Cuba. No es que los enemigos de Cuba se preocupen por el bienestar de personas con diferente género, pero nunca han podido acusar a Cuba de violencia contra la gente cubana trans porque en este país socialista eso no existe.

Lo que la prensa capitalista de los EUA no le gusta publicar es exactamente esta diferencia tan drástica en el estado social, como también el hecho de que las personas trans en Cuba tengan acceso gratuito a atención médica de calidad, al igual que todos los cubanos, incluyendo también el acceso gratuito a la cirugía de reasignación de sexo. Para todas las mujeres cubanas, hay atención reproductiva gratuita, incluyendo el derecho a un aborto seguro.

Los logros de Cuba socialista en las áreas de atención médica, educación e igualdad de derechos para todos se han ganado a pesar de la continua hostilidad abierta del monstruo imperialista del norte. Los incansables esfuerzos de los Estados Unidos por re-colonizar Cuba, en particular mediante el bloqueo económico cada vez más estricto, han hecho que el progreso social sea más difícil, pero por eso aún más extraordinario.

Cuba necesita nuestra solidaridad. ¡Exija que los Estados Unidos pongan fin al bloqueo ilegal de la nación isleña! Y exprese su solidaridad con los manifestantes del Washington Square que corearon: “¡Las vidas de las personas trans negras valen!”