Homenaje a Don Heriberto Marín, insurgente de Jayuya

Don Heriberto Marín

Muchas veces celebramos la vida y las contribuciones de personas importantes en la lucha de nuestros pueblos cuando ya han fallecido. Pero hoy quisiera homenajear a un héroe viviente de nuestra lucha independentista en Puerto Rico, del Partido Nacionalista, Don Heriberto Marín quien esta semana cumplió 93 años. 

Su importancia histórica es haber sido partícipe – quizás el último que queda vivo – de la primera insurrección armada contra el dominio yanqui, en el Grito de Jayuya del 30 de octubre de 1950 donde al llamado del Maestro Albizu Campos se alzaron en armas camaradas del Partido Nacionalista encabezados por Blanca Canales y proclamaron allí la República de Puerto Rico. Otras seis ciudades se unieron al levantamiento. Pero en Jayuya lograron prevalecer por tres días, izando la bandera puertorriqueña – prohibida por la Ley de la Mordaza. EUA declaró la Ley Marcial y envió a la criminal Guardia Nacional para atacarles bombardeando a Jayuya por aire y por tierra.

Después de pasar años en prisión, Don Heriberto ha continuado participando activamente en la lucha libertaria. No hay huelga ni manifestación por la independencia y la justicia para nuestro pueblo, que no esté Don Heriberto. Sus lecciones, a través de su ejemplo, son valiosísimas sobre todo para esas nuevas generaciones. El respeto a quienes no piensan igual, a la búsqueda de una unidad entre el movimiento independentista, el reconocimiento de toda persona luchadora independientemente de su agrupación, son un indispensable tesoro para avanzar hacia la definitiva independencia.

Desde Puerto Rico, para Radio Clarín de Colombia, les habló Berta Joubert-Ceci.