Levantamiento catalán expone fraudulenta democracia española

Las protestas militantes estallaron en Barcelona y otras ciudades de Cataluña, una región colonizada del estado español, después de que un tribunal español dictara duras condenas a nueve líderes independentistas catalanes a mediados de octubre. Durante una huelga general del 18 de octubre convocada por Intersindical-CSC e Intersindical Alternativa de Catalunya, los sindicatos se unieron en “Marchas por la Libertad” masivas en toda Cataluña.

Struggle-La Lucha presenta este comentario de la activista vasca Iña Martínez sobre los recientes eventos y la larga lucha de los pueblos catalán y vasco por la revolución y la liberación nacional.

“Todo sin violencia”

Es la frase-mentira repetida hasta la saciedad por el gobierno español para engañar a los pueblos catalán y vasco entre otros. El Gobierno español y sus medios decían una y otra vez “Todo sin violencia” para que nos creyéramos que si ETA (Euskalerrria ‘Ta Askatasuna=País Vasco y Libertad) dejaba las armas (que lo hizo en 2011) se podría hablar de todo sin violencia. A fecha de 2019 se ha visto que TODO SIN VIOLENCIA no era más que un eslogan más para no responder a las ansias de democracia y libertad de nuestro pueblo, el vasco, el pueblo catalán y cualquier otro pueblo colonizado por el estado español. El estado español siempre ha ejercido el monopolio de la violencia y así quiere que siga siendo.

Cataluña

Un poco de historia: El Presidente catalán Lluís Companys murió fusilado el 15 de octubre de  1940 por los fascistas españoles que instauraron la dictadura con el Golpe de Estado de 1936. Él, a petición del pueblo catalán, había declarado la Independencia de Cataluña unos años antes. El pueblo catalán sigue ansiando gobernarse a sí mismo. No le gusta vivir bajo el yugo español. 

La dictadura fascista que sometió a todos los pueblos, catalán, gallego, vasco, y a todo aquel que no concordara con la idea de “La España Una, Grande y Libre” duró de 1939 a 1975 cuando el dictador murió plácidamente en su cama el 20 de noviembre de 1975 a punto de cumplir los 83 años. Nos quisieron vender que una vez muerto el perro moría la rabia. No fue así. El dictador como buen dictador, no iba a dejar al azar la situación en España. Preparó durante años al que a su muerte iba a ser su sustituto, el Rey Juan Carlos I.

España en 1936 era una República (de izquierdas, nada que ver con los republicanos de EEUU) y la Monarquía había sido destituida. Vuelta a 1975, Franco antes de morir hace jurar a Juan Carlos I los Principios de la Dictadura, que Juan Carlos firma gustoso. Y así vivimos bajo una pretendida democracia pero realmente es una Monarquía Constitucional.

Evaristo Páramos, cantante de la Polla Records hace esta observación: “El fascismo se comió la libertad y tras 40 años de digestión cagó esta democracia.”

El pueblo catalán ha persistido en su afán de independizarse de España desde entonces, antes incluso, y seguirá persistiendo. Vivir bajo un régimen que te menosprecia no es aconsejable. El 1 de octubre del 2017 el gobierno catalán propuso un referéndum al que fueron a votar 2 millones de catalanes, más o menos la mitad de la población. La policía española atacó a los que salieron de sus casas a votar dejando más de mil heridos, algunos sin ojos.

No obstante, de los que consiguieron votar, el 90% votó por la independencia, el 5% en contra y el otro 5% fueron votos en blanco o nulos. España encarceló a los representantes catalanes elegidos democráticamente por la población catalana, que era quien pedía el referéndum. El presidente catalán de entonces, Carles Puigdemont pidió asilo político y todavía sigue exiliado en Bélgica.

Este pasado 14 de octubre el Tribunal Supremo sentenció a penas de 100 años de cárcel en su totalidad a los representantes catalanes. Desde ese día, los catalanes están saliendo todos los días a la calle a protestar por esa injusta sentencia. Vascos, gallegos y hasta madrileños se han unido en solidaridad con los presos políticos catalanes.

El eslogan tan vociferado por el gobierno español y sus medios, es otra mentira más del Gobierno español. Se vio y se grabó a policías españoles quemando contenedores en Barcelona. También están grabadas escenas de confraternización entre jóvenes neonazis y policías españoles. Así mismo se grabó a jóvenes neonazis dando palizas a gente y campando a sus anchas por Barcelona con el beneplácito de la policía. Yo no quiero decir que esta fue la única violencia, pero es la violencia que ni los medios de comunicación ni la versión oficial va nunca a reconocer como tal.

País Vasco 

Las muestras de apoyo y solidaridad con Cataluña han sido mayoritarias desde Euskal Herria (País Vasco). 

GURE ESKU DAGO (ES NUESTRO DERECHO), una plataforma que aglutinó sindicatos, y diversidad de partidos políticos vascos organizó la marcha solidaria con los presos políticos catalanes en Donostia (San Sebastián) a la que nos unimos 42,000 personas para manifestar nuestra solidaridad bajo el lema: “ERREFERENDUMA EZ DA DELITUA”(“EL REFERENDUM NO ES DELITO”).

Pacíficamente. No hubo altercados de ningún tipo. Ni siquiera vi a la policía. Y es que, como dice mi aita (padre) “las fuerzas del orden llegaron y el desorden quedó establecido”.

En Euskal Herria tenemos también más de 200 presos políticos. En particular el caso de Altsasu (Alsasua) ha sido y sigue siendo una gran injusticia. En octubre de 2016, en fiestas del pueblo de Altsasu dos Guardias Civiles vestidos de paisano con sus novias, entraron en un bar del pueblo y empezaron una pelea hacia las 4 de la madrugada. Esa misma noche, poco después, 8 jóvenes del pueblo eran llevados a prisión acusados de terrorismo. Desde entonces están encarcelados, aunque el delito de terrorismo no puedo ser demostrado en el posterior juicio.

Y es que la Guardia Civil, como fuerzas de ocupación que son, cobran un plus por peligrosidad al trabajar en territorio vasco. Como en el 2011 ETA (EUSKALERRIA ‘TA ASKATASUNA= TIERRA VASCA Y LIBERTAD) dejó su actividad terrorista, y a fecha de 2016 la Guardia Civil seguía cobrando su plus, de alguna manera quieren justificar que viven en territorio peligroso, que no es cierto, dicho sea de paso.

Elecciones en el estado español 

Y así llegamos a las elecciones que habrá el 10 de noviembre en el estado español. Las cuartas en cuatro años. A la población española se le alimenta con odio hacia vascos y catalanes por todos los partidos españolistas, incluidos los que se autodenominan a sí mismos de izquierdas. Estos días insisten en sus medios de comunicación-intoxicación en la violencia de Barcelona y eso da muchos votos a los partidos españoles nacionalistas (PP y PSOE) y más todavía a alguno abiertamente fascista, como VOX.

Otra circunstancia que coincide en el tiempo con las elecciones es la exhumación del asesino fascista Dictador Franco. (Vaya casualidad que después de 40 años de estar enterrado en el Insufrible Monumento a los Caídos sea este jueves que viene, justo antes de las cuartas elecciones en cuatro años que haya que sacar sus restos del monumento para enterrarlo en otro lugar menos aparatoso!) Y es que este acto lo aprovechan los fascistas para inflarse y sacar pecho. Y sacar más votos para los partidos nacionalistas españoles de derechas: PP, Ciudadanos, VOX. 

Franco no solo mandó a fusilar gente durante la guerra; él mandó a fusilar hasta el mismo año de su muerte en 1975. La limpieza política que hizo Franco de gente de izquierdas fue apoteósica. Murieron en sus manos los legítimos representantes políticos elegidos por el pueblo, republicanos de izquierdas, comunistas, socialistas, gente afiliada a sindicatos, gente que no iba a misa (los curas les decían quien no había ido a misa), etc. 

Así que yo sigo con la definición de España que hace Evaristo Páramos. Tiene toda la razón.