¡Contra la campaña de desinformación de la derecha en las elecciones bolivianas!

Bolivianos celebran la victoria electoral del Movimiento al Socialismo, 24 de octubre. Foto: Ollie Vargas

Declaración del Colectivo Kawsay, una organización de la diáspora boliviana y descendientes en DC / MD / VA en solidaridad con los pueblos indígenas, campesinos y pueblos de la clase trabajadora.

Apenas salieron las noticias de la contundente victoria, del Movimiento al Socialismo (MAS) y de Luis Arce y David Choquehuanca respectivamente candidatos electos a presidente y vicepresidente, partidarios de la extrema derecha y de grupos fascistas paramilitares empezaron a tratar de desestabilizar el reciente gobierno electo. Están demandando la anulación de los resultados electorales de Octubre 18, 2020 y piden al ejército que intervenga, haciendo un llamado a un golpe de Estado militar.   

Colectivo Kawsay denuncia los intentos de desestabilización liderados por grupos como Comité Pro Santa Cruz, Resistencia Juvenil Cochala, Unión Juvenil Cruceñista, Creemos, el partido de Luis Fernando Camacho entre otros.

Estos intentos divisivos han llegado hasta la diáspora Boliviana en Estados Unidos. Se han visto campañas de desinformación por medios sociales, con fuentes poco confiables, noticias falsas y fotos alteradas, las que están contribuyendo al esparcimiento de la confusión y está llevando a la extrema polarización de la comunidad.

Denunciamos grupos como Dark Horse Political, una empresa de consultoría de extrema derecha basada en Washington, DC, la cual  jugó un papel protagónico con la realización del golpe de estado de Noviembre 2019, y ahora, aun después de los resultados de las elecciones de noviembre 2020, sigue con sus esfuerzos para sembrar dudas y agitar a la población Boliviana en el área de Washington,DC.

Estos grupos de extrema derecha están intentando desacreditar los resultados de las elecciones del 2020, las cuales tuvieron una de las mayores participaciones electorales en la historia de Bolivia con un 88%, y que resultaron en la victoria de Luis Arce con el 55.1% del voto popular, situando a su partido con más de 26 puntos sobre el segundo lugar Comunidad Ciudada,  que obtuvo apenas el 28.8% del voto. 

Estos resultados oficiales recientes han sido reconocidos internacionalmente por varios países, verificados por observadores internacionales, reconocidos por la administración facista de Trump, y sorprendentemente, también por la O.E.A.   La máxima autoridad electoral en Bolivia, reconoció públicamente que las noticias falsas y campañas de desinformación, propagadas por los grupos de extrema derecha, en las cuales reclaman fraude, son una amenaza a la democracia Boliviana.

Las protestas que surgieron en Bolivia y en Washington, DC lideradas por estos grupos no representan la voluntad de la mayoría del pueblo Boliviano, solo representan a los fanáticos religiosos, la oligarquía neo-colonial, a las asociaciones cívicas fascistas y racistas, y a los empresarios de la agroindustria. 

Estos grupos representan una amenaza a nuestra comunidad.  

Convocamos a nuestros amigos, aliados y comunidad a que nos ayuden a denunciar a estos grupos de extrema derecha.  Demandamos que se respeten los resultados de las elecciones y que se concluya una transición de mandato presidencial pacífica. 

 

28 de Octubre 2020