Recordando a Stonewall, ¡Unámonos contra el terror policial!

Mensaje del Partido de Socialismo Unido

Abrazando el significado auténtico del “espíritu de Stonewall”, el año pasado en la ciudad de Nueva York, la Coalición ‘Reclaim Pride’ (Recobrando el Orgullo Gay) organizó una enorme marcha, militante, multinacional, multi género y multigeneracional dirigida por jóvenes que reclamaban la esencia rebelde del levantamiento de 1969 fuera del Stonewall  Inn en el vecindario de Greenwich Village.

Al demostrar el alto nivel de conciencia política que existe dentro de las comunidades LGBTQ2S y sus organizaciones, las demandas de los manifestantes de Reclaim Pride reflejaron no sólo cuestiones de preocupación inmediata para esas mismas comunidades, en particular, la violencia continua contra las personas trans, especialmente las mujeres trans de  color, sino también las políticas imperialistas militaristas de los Estados Unidos, como los intentos en curso de derrocar al gobierno pro-socialista democráticamente elegido de Venezuela.

Y ahora, un año después, ese mismo alto nivel de conciencia es visible en las magníficas movilizaciones masivas de jóvenes contra el racismo y sus aliados en todos los rincones de este país y, en manifestaciones dramáticas de solidaridad internacional en todo el mundo.

Los activistas LGBTQ2S están trabajando fuertemente para organizar muchas de estas acciones antirracistas y anti policía.  Los ajustes necesarios por la pandemia de coronavirus han hecho que la organización del Orgullo Gay sea más difícil, pero el movimiento no se desalienta.  En San Diego, por ejemplo, que tiene una gran marcha del Orgullo Gay cada mes de julio, la marcha misma ha sido cancelada para proteger a la comunidad del contagio. Pero, en un acto significativo de solidaridad con el levantamiento liderado por el pueblo negro contra la violencia policial, los organizadores locales del Orgullo han anunciado la prohibición de la participación de “fuerzas de seguridad del estado” en todas las actividades del Orgullo.

¡Solidaridad!  Como debería ser ahora, el enfoque de las personas revolucionarias decentes en todo el mundo es evitar que la policía asesina racista de los Estados Unidos asesine a personas de color.  Pero esa lucha también plantea cuestiones básicas de injusticia racial y de clase: la necesidad de educación gratuita de grados primarios a universidad para todos;  atención médica de calidad gratuita, cuya falta ha sido expuesta por el alto nivel de muertes por COVID-19 entre las personas negras y marrones;  vivienda digna y el derecho a trabajos bien remunerados para todos.  Merecen la atención especial de todos los que buscan un mundo justo el llamado a la compensación por la esclavitud y el reconocimiento del estatus colonial “settlers” de los Estados Unidos en tierras indígenas.

El movimiento de liberación LGBTQ2S y el movimiento de liberación Negra son aliados naturales.  Ambos nacieron de la misma furia.  Ambos comenzaron como una rebelión contra la brutalidad policial continua en una comunidad oprimida.

En un voto de 6-3, la Corte Suprema acaba de dictaminar que las personas LGBTQ2S están cubiertas por las protecciones de los Derechos Civiles contra el despido.  Esta es una gran victoria y no es casualidad que dos jueces de derecha rompieran con Trump sobre este tema en este momento.  Es por la rebelión liderada por el pueblo negro.  ¡La lucha de los más oprimidos eleva las luchas de toda la clase trabajadora!

El Socialist Unity Party/Partido de Socialismo Unido saluda la creciente unidad entre las comunidades LGBTQ2S y el movimiento Black Lives Matter.  El objetivo de abolir las injusticias económicas, políticas y sociales que afectan al mundo capitalista sólo puede superarse si se continúan construyendo estos puentes inspiradores de solidaridad y lucha.