¡Alto a la guerra contra Irán! ¡Regresen todas las tropas ya!

Alto a la guerra de Estados Unidos contra Irán

Estados Unidos fuera del Medio Oriente

Dinero para empleos, salud y educación.

El régimen de Trump lanzó un ataque furtivo y cobarde contra dos países con los que Estados Unidos no está en guerra. Los asesinatos del general iraní Qassem Soleimani y el iraquí Abu Mahdi Mohandas están calculados para desatar más guerra y destrucción en toda la región. Siguen al asesinato de 25 soldados iraquíes por la Fuerza Aérea de los EUA cuatro días antes.

Estos asesinatos son crímenes contra la paz, el mayor crimen de guerra según el derecho internacional. Son una versión global de Cointelpro, el programa secreto del gobierno de EUA que asesinó a decenas de líderes negrxs, latinxs e indígenas en las décadas de 1960 y 1970.

Nuevos informes dicen que los marines estadounidenses están “arrestando” (traducción: secuestrando) legisladores iraquíes elegidos. El régimen colonizador racista de Israel está colaborando con la Casa Blanca y el Pentágono para intensificar esta guerra.

Soliemani lideró la lucha contra ISIS

“El acto estadounidense de terrorismo internacional, atacando y asesinando al general Soleimani, quien dirigió la fuerza más efectiva que lucha contra Daesh (ISIS), al-Nusrah, al-Qaida y otros, es una escalada extremadamente peligrosa e insensata”, dijo el canciller iraní Irán Javad Zarif en Twitter. “Estados Unidos será el responsable por todas las consecuencias de su aventura canallesca”.

En juego enormes ganancias e inversiones

¿Quién podría querer tal cosa? Los intereses energéticos que dominan la Casa Blanca de Trump, y los bancos que los financian. La carrera política del secretario de estado Mike Pompeo fue pagada por Koch Industries, un gran beneficiario del fracking. La industria energética ha llegado a depender de la guerra en el oeste de Asia y el norte de África, ricos en petróleo. Ahora están en crisis, como lo atestiguan los titulares en The Wall Street Journal (WSJ):

“Los productores de energía se enfrentan a una gran pérdida después de la bonanza del petróleo de esquisto”, escribió el WSJ el 1 de enero.

“La factura se debe a la guerra de precios de la industria del esquisto con la OPEP, y las compañías de petróleo y gas de América del Norte tendrán más de $200 mil millones de deuda con vencimiento en los próximos cuatro años”, comienza el siguiente artículo.

“Los precios del petróleo caerán a pesar de los recortes de la OPEP, predicen los bancos “, escribió el WSJ el 23 de diciembre.

“Los gigantes de la energía confrontan el exceso con oleadas de desvalorizaciones”, informó un titular del 20 de diciembre de WSJ.

En un artículo del 15 de diciembre titulado, “La desaceleración del esquisto tiene costo económico”, el WSJ citó al economista del Banco de la Reserva Federal Michael Plante: “El momento de auge terminó, a menos que los precios del petróleo suban significativamente”.

“Los fabricantes se enfrentan a una nueva amenaza por la caída del fracking”, decía un titular del 15 de diciembre.

Sin embargo, el WSJ del 26 de diciembre informaba “los grandes inversores muestran amor por los campos de gas que otros evitan”. Entre los que compran campos no rentables está el aliado de Trump y propietario de los Dallas Cowboys, Jerry Jones. Más importante aún, ExxonMobil y Chevron anunciaron importantes inversiones en la Cuenca Pérmica a principios de este año, a pesar de la caída de los precios. “La próxima era de perforación de esquisto es probable que sea liderada por las principales compañías petroleras”, comentó el WSJ.

El exceso de energía mundial también pone en peligro las ganancias que los bancos estadounidenses esperan obtener de la oferta pública de Saudi ARAMCO, la compañía petrolera más grande del mundo, y los planes estadounidense-israelíes para comercializar en Europa el gas robado de los palestinos. Miles de millones de dólares en ganancias e inversiones están en juego.

Las guerras de EUA contra Irak, Libia y Siria trajeron enormes ganancias a las empresas estadounidenses, especialmente a las de energía. Hicieron posible el auge del fracking, en el que los principales bancos y corporaciones vertieron cientos de miles de millones de dólares. Pero era una burbuja, y esa burbuja ha colapsado. El régimen de Trump está apostando a que una guerra importante pueda traerlo de vuelta.

Guerra contra Irán es guerra contra la clase trabajadora aquí

La guerra con Irán puede enriquecer aún más a los banqueros y multimillonarios, pero solo traerá un desastre a las comunidades oprimidas y de clase trabajadora aquí. El Dr. Martin Luther King dijo: “Las bombas que caen en Vietnam explotan aquí”. Lo mismo se aplica a las bombas y misiles que Estados Unidos arroja sobre Asia occidental y el norte de África.

El presupuesto militar de $758 mil millones viene a expensas de nuestros cupones de alimentos, nuestras escuelas, hospitales, viviendas, bibliotecas y sistemas de tránsito. ¿Por qué no podemos tener atención médica y universidad gratuitas como tantos otros países? ¿Dónde está el dinero para proporcionar agua potable a Flint, Newark y otras ciudades de EUA? ¿Dónde está el dinero para reparar los daños causados ​​por huracanes en Puerto Rico?

También pagaremos el costo de esta guerra en el puesto de gasolina y en el costo del combustible para calefacción este invierno.

La guerra también está destinada a salvar y fortalecer la industria del fracking, que está envenenando a las comunidades nativas y rurales en los EUA además de causar cáncer. También es una fuente importante de metano que afecta el clima.

Medios monopolistas convergen en torno a la guerra

Los medios corporativos han criticado a Trump por perjudicar la intervención estadounidense en Ucrania. Pero se regodean con los asesinatos selectivos completamente ilegales del régimen de Trump.

Algunos políticos demócratas han criticado insípidamente esta peligrosa escalada. A Nancy Pelosi le preocupa que Trump no lo haya pasado por el Congreso. ¿Pero actuarán ahora para detener esta guerra? ¿Acusarán a Trump por crímenes contra la paz y violar la Ley de Poderes de Guerra? ¿Sacarán ahora todas las tropas, barcos, aviones y activos militares estadounidenses de la región?

El pueblo debe intervenir

No podemos confiar en los políticos burgueses. ¡Necesitamos una acción de masas urgente en las calles y en los lugares de trabajo para detener esta guerra!

¡Manos fuera de Irán! ¡Estados Unidos fuera de Asia occidental y el norte de África! ¡No más guerras por ganancias del monopolio petrolero! ¡Todas las tropas, barcos y aviones estadounidenses a casa ahora! ¡Alto a las sanciones ya! ¡Alto a toda ayuda al estado racista de Israel! ¡Dinero para escuelas, salud y viviendas, no para el Pentágono y la CIA!