Socialistas se unen por Venezuela y lanzan nuevo partido

Los Ángeles

Durante un fin de semana repleto de eventos en esta extensa metrópolis del sur de California, mucha gente salió a las calles por la Venezuela bolivariana, asistieron a una conferencia informativa sobre el socialismo; y activistas revolucionarixs de todo Estados Unidos lanzaron una nueva organización para unir a lxs trabajadores y oprimidos en la lucha contra el capitalismo: el Partido Socialist Unity.

‘¿De quién son las calles? ¡Nuestras!’

El 16 de marzo fue un día de solidaridad internacional con el pueblo y el gobierno de Venezuela, quienes continúan resistiendo las sanciones económicas, el sabotaje político y las amenazas militares de Washington y sus aliados. Esa mañana, al menos 100 personas se reunieron en el Parque MacArthur en el corazón de un vecindario latinx para exigir “¡Manos Fuera de Venezuela!” Fue una protesta iniciada por Struggle for Socialism – La Lucha por el Socialismo – y patrocinada por una coalición de 17 organizaciones.

Mientras las familias de clase trabajadora entraban al parque o compraban a los muchos vendedores que bordeaban las calles, fueron recibidas por manifestantes que portaban pancartas y carteles brillantes que exigían ¡No guerra contra Venezuela: dinero para empleos, escuelas, atención médica y vivienda! y ¡Presidente Maduro: Te defenderemos!

Se entregaron hojas informativas en español e inglés a lxs transeúntes, describiendo el trabajo que ha realizado Venezuela bolivariana para sacar al pueblo de la pobreza y contrastando al presidente Nicolás Maduro, ex conductor de autobuses y organizador sindical, con el multimillonario supremacista blanco Donald Trump.

En Venezuela, “las masas mismas eligieron democráticamente a su líder,” declaró la Secretaria General de BAYAN USA, Nikole Cababa, en un mitin de apertura. “Pero, lo que es más importante, han optado por oponerse a la intervención de los Estados Unidos.”

Gritando “¡No más sangre por petróleo!” y “¿De quién son las calles? ¡Nuestras! ” lxs manifestantes tomaron los carriles de tránsito alrededor del parque mientras marchaban hacia la oficina del Centro Centroamericano de Recursos (CARECEN-LA) para un breve mitin de cierre.

Lizz Toledo de Atlanta le dijo a Struggle-La Lucha: “Queremos que Maduro y el pueblo de Venezuela sepan que estamos con ellos, y continuaremos luchando aquí, no solo por su sustento sino también por nuestro bienestar, porque tenemos el mismo enemigo.”

‘Reforcemos nuestra clase, no la derribemos’

Posteriormente, lxs organizadores invitaron a lxs manifestantes a asistir a la conferencia titulada “Unidad por el socialismo y la revolución.” Banderas de Venezuela, Cuba, Puerto Rico y Palestina decoraron el área de oradores, junto con la bandera roja de la URSS socialista, la bandera de liberación LGBTQ2S y otras. Voluntarixs sirvieron chili vegetariano casero.

La conferencia, organizada por Struggle-La Lucha, abordó los siguientes tópicos: “Luchando contra el capitalismo global,” “Luchando por el socialismo” y “Solidaridad global.” Zola Fish, orgullosa miembro de la Nación Choctaw de Oklahoma y del Comité de Defensa de Leonard Peltier en San Diego, abrió la conferencia recordando a todxs que se llevaba a cabo en tierras robadas a las naciones originarias. Fish dedicó la reunión a mujeres indígenas y la lucha por mujeres, niñas y personas de dos espíritus asesinadas y desaparecidas (MMIWG2S).

John Parker de Struggle-La Lucha marcó la pauta. Al revisar la actual crisis económica capitalista global y las guerras imperialistas, Parker declaró: “No puedes llamarte socialista si ayudas a habilitar la guerra de los Estados Unidos. Si te llamas socialista, significa que estás luchando para acabar con el capitalismo, un sistema que se beneficia de la miseria y la guerra.

“Muchas de nuestras diferentes organizaciones se enfrentan a ataques por el estado,” continuó Parker, “y por instituciones y universidades estatales que intentan encontrar todo tipo de formas de negar la ciencia del socialismo y la clase que lo llevará a buen término. Intentan quitar la cuestión de clase de todas las demás preguntas y hacernos culpar a los demás, no a nuestro enemigo de clase.

“Destruir la unidad de nuestra clase trabajadora es un peligro para toda nuestra clase. Debemos reforzar nuestra clase, no derribarla. Debemos educar, no eliminar, a nuestra familia del pueblo trabajador.

“No toleramos la misoginia ni el fanatismo anti-LGBTQ2S, no toleramos el racismo y no toleramos ninguna ideología que enfrenta a un sector de nuestra clase contra otro,” concluyó Parker. “Ninguna opresión debe ser enfrentada contra otra por el beneficio del oportunismo sin principios.”

“No se necesita una invitación a la revolución”

Otrxs oradores abordaron la lucha por los derechos de lxs migrantes y las caravanas de refugiadxs centroamericanos en la frontera, las huelgas magisteriales en Los Ángeles y otras partes del país, la lucha contra el terror policial y en solidaridad con lxs prisioneros, la lucha contra la destrucción del medio ambiente por parte del capitalismo y otros temas.

Gloria Verdieu de San Diego ofreció una charla inspiradora sobre la vida y la lucha del prisionero político Mumia Abu-Jamal. Otro sandieguino, Benjamín Prado de Unión del Barrio, habló sobre el trabajo de esta organización que representa a la comunidad chicano-mexicana en California: “Nuestra lucha es organizar a nuestro pueblo, recuperar nuestra tierra y construir una sociedad socialista en sostenibilidad con la Madre Tierra.”

La revolucionaria puertorriqueña Berta Joubert-Ceci describió la toma de control de la economía de la nación isleña por parte de una junta de control financiero impuesta por Estados Unidos como un “experimento de laboratorio [para] un nuevo tipo de dictadura y modelo económico.” Hablando por teleconferencia, Mahtowin Munroe de United American Indians de Nueva Inglaterra habló sobre la importancia de las luchas indígenas y la descolonización en la lucha por el socialismo. El activista laboral Andre Powell enfatizó la importancia de tener una comprensión marxista de la lucha de lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, queer y dos espíritus.

Jesús Rodríguez, editor de la Tribuna del Orinoco y ex diplomático venezolano, habló brevemente por internet desde Caracas. El reciente ataque de Estados Unidos a la red eléctrica de Venezuela es comparable solo en gravedad al sabotaje del petróleo de 2002-2003, dijo. Lamentablemente, la presentación de Rodríguez se vio interrumpida por problemas de conexión derivados del sabotaje eléctrico.

Cheryl LaBash, de Struggle-La Lucha, describió que la clave del avance de los 60 años de resistencia de Cuba al imperialismo estadounidense es la unidad. Cuba se esfuerza por construir la unidad socialista entre lxs trabajadores, como lo demuestran las recientes discusiones en todo el país que condujeron a la votación sobre la adopción de su nueva constitución. Otrxs oradores hablaron sobre la solidaridad con el magisterio brasileño, Filipinas, China socialista, Corea Popular, Vietnam, y la lucha antifascista en Ucrania y Donbass.

La conferencia recibió varios saludos internacionales de organizaciones obreras y antiimperialistas desde Brasil hasta Alemania, Rusia y las repúblicas de Donbass.

Las maravillosas actuaciones culturales fueron un punto culminante, incluyendo a lxs poetas Irene Sánchez y Matt Sedillo, y el poeta y baterista de Conga Julio Rodríguez quien interpretó “Invitación a la revolución”: “No necesitamos una invitación a la revolución.” Todxs son bienvenidos a trabajar por una solución.”

Lxs asistentes a la conferencia votaron por unanimidad enviar un mensaje de solidaridad a la exiliada palestina Rasmeah Odeh, cuya libertad para viajar y hablar en eventos políticos ha sido atacada por el gobierno alemán bajo la presión de Estados Unidos e Israel.

El evento concluyó con una presentación y discusión especial liderada por Clarence Thomas, líder jubilado del International Longshore and Warehouse Union (ILWU) y cofundador del movimiento Million Worker March, quien habló sobre sus experiencias en la lucha de la clase trabajadora, desde la huelga de 1968-1969 en el San Francisco State College dirigida por estudiantes negros, al boicot de la ILWU contra el apartheid de Sudáfrica.

“La naturaleza de una huelga es como una pequeña revolución,” dijo Thomas. “Lxs trabajadores están obligados a desarrollar estrategias y tácticas. Las huelgas, como las revoluciones, pueden llevar a derrotas y reveses. También pueden conducir a tremendas victorias.”

Se funda el Partido Socialist Unity

El 17 de marzo, trabajadorxs de muchas partes de los EUA, incluidos negrxs, latinoamericanxs, asiáticxs y del Pacífico, indígenas, mujeres, géneros oprimidos y trabajadores LGBTQ2S, se reunieron para fundar una nueva organización en la lucha contra el capitalismo: el Partido Socialist Unity.

Juntos, el grupo ya publica un periódico quincenal, un sitio web y enlaces de noticias diarias más una transmisión de radio mensual. Encuentre archivos y más información en Struggle-La-Lucha.org. Síganos en Facebook y Twitter. Si le gusta lo que estamos haciendo, por favor envíe una donación.